Volver a lugares comunes y momentos felices



A veces hay situaciones que para evolucionar solo necesitan de paciencia, no importa lo que hagamos o que actitud tomemos al respecto, hay cuestiones que solo las madura el tiempo.
Vivimos en momentos donde queremos ser súper-productivos y lograr mil objetivos, en una carrera contra el reloj, contra el calendario y en la corrida constante vamos dejando atrás cosas inconclusas que tal vez nos desvelaban un verano y al otoño siguiente son un tilde más en la agenda, así sucesivamente los 365 del año.
Hasta que un día parando a reflexionar uno se da cuenta que el stress maneja su vida y ya no distingue lo que realmente anhela o necesita.
Muchos objetivos, muchas frustraciones, pero siempre que uno se lo proponga puede volver a empezar, resetear el chip, porque en la vida de eso se trata, ensayo y error.
Aunque cueste hay que priorizar las cosas que a uno realmente le hacen bien por sobre las obligaciones, sin mirar el reloj, sin pensar en las otras mil tareas por hacer, porque el verdadero sentido de la vida es ser feliz.
Hacer mil cosas si queres, pero disfrutando de a una a la vez, ser consciente, estar en el aquí y ahora en cada momento. Disfrutar sin pensar en el que dirán porque nadie va a venir a ser feliz por nosotros, depende pura y exclusivamente de cada uno.
Y como dije al principio, como todo necesita maduración, me di cuenta que necesitaba recuperar este espacio de reflexión, de compartir con el otro esté donde esté, porque esto a mi me hace feliz y así como un día lo deje, porque la topadora de la vida lo fue postergando, dándole mas tiempo a lo que uno considera urgente (las obligaciones, trabajo, estudio, casa, familia), hoy lo retomo , porque me di cuenta que es un error el dejar de lado el tiempo para uno mismo, para lo que realmente te hace bien.
Así que doy por re-inaugurado este blog, donde me encontraré a mi misma y con ustedes, los leeré y nos leeremos.¡¡¡Que tengan un año excelente!!! ¿Qué es lo que los hace felices?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Jengibre, Canela y Miel. Todos los derechos reservados. © Maira Gall.